Alumnos de todo el país relatan su experiencia de aprender con el programa Seguimos Educando

Programas de televisión para seguir aprendiendo.

Programas de televisión para seguir aprendiendo.

«Tener el recurso de los programas radiales hizo mucho más divertido el proceso de estudiar en casa porque era algo que a Vito lo acompañaba todo el tiempo y con temáticas más diversas que las que él venía acostumbrado», señala Silvina, trabajadora social de Villa del Carmen, Córdoba, en relación a cómo impactó el programa Seguimos Educando en el aprendizaje de su hijo.

Alumnos de todo el territorio argentino, que durante el año no pudieron concurrir de manera presencial a la escuela por la pandemia, encontraron en los contenidos radiales y televisivos de la plataforma Seguimos Educando un recurso para fortalecer sus trayectorias educativas y estudiar desde sus hogares, acompañados por sus familias.

El programa

Ese programa es una iniciativa del Ministerio de Educación, que, desde la suspensión de las clases presenciales a principios del ciclo lectivo 2020 para prevenir los contagios de Covid-19, trabajó en la difusión de cuadernillos y programas educativos a través de emisoras de radio y televisión de todo el país para acompañar a los estudiantes.

Silvana es una trabajadora social de la localidad cordobesa de Capilla del Carmen, un pueblo rural en el que vive junto a su esposo y a Vito, el hijo de ambos, que tiene ocho años de edad y en 2020 estudió junto a la radio; ella le contó a Télam que «estudiar el año pasado fue un proceso que atravesamos todos juntos en familia».

«Tener el recurso de los programas radiales de ‘Seguimos Educando’ hizo mucho más divertido el proceso de estudiar en casa porque era algo que a Vito lo acompañaba todo el tiempo y con temáticas más diversas que las que él venía acostumbrado», resaltó.

Contenidos que pueden seguirse desde cualquier dispositivo.

Contenidos que pueden seguirse desde cualquier dispositivo.

La trabajadora social apuntó que «como esta es una comunidad rural la vida no nos cambió mucho con la pandemia, pero que la escuela entre a la casa también trajo la novedad de ver a Vito sentirse dueño de la radio de la casa para escuchar la transmisión de todas las clases desde que arrancaba el día hasta la tarde, aunque después se fue aburriendo un poco de las clases de secundaria».

«Todos tenemos muchas expectativas sobre cómo va a ser el regreso a las escuelas pero aún no sabemos cómo va a ser; ojalá siga el Seguimos Educando porque Vito lo espera con muchas ganas porque le hace la vida un poquito más entretenida», completó Silvana.

Dana tiene 10 años, vive en la localidad jujeña de Purmamarca y este año comienza quinto grado después de haber estudiado durante el 2020 en su casa junto al Seguimos Educando.

Ella le contó a Télam que «estudiar con la radio fue muy lindo y esas clases me gustaron mucho, pero extraño a mis maestros y a mis compañeros».

«Estudiar con el Seguimos Educando -añadió- fue una gran ayuda para mis tareas, y ahora ya me estoy imaginando la vuelta a la escuela que seguro va a ser muy linda porque nos vamos a poder volver a ver con todos mis amigos sabiendo que también vamos a tener que respetar los protocolos para cuidarnos».

La mamá de Dana, Mariela, contó a Télam que «en casa somos una familia con mi marido, Dana y un nene más chico, el 2020 fue muy duro porque yo trabajo con el turismo y la pandemia nos afectó mucho».

«Fue muy lindo acompañar a mi hija durante todo el año en sus tareas, me gustó porque a la vez iba aprendiendo yo y también le enseñaba a mi hijo que ahora tiene cinco años; para mí Seguimos Educando fue una gran ayuda porque de ahí me iba guiando para poder guiar a los chicos con la escuela», destacó.

«Tengo mucha esperanza de que este año va a ser mucho mejor que el 2020 y muchas expectativas en la vuelta a la escuela porque no es lo mismo estudiar en casa que al lado de los maestros y compañeros», finalizó la mamá de Dana.

Brisa tiene 12 años de edad y realizó toda su educación primaria en su hogar de la localidad bonaerense de San Antonio de Padua a través de un programa de escolaridad a distancia del Gobierno porteño. En 2020 debería haber comenzado la secundaria de manera presencial en una escuela de su barrio cuando las clases se suspendieron por la pandemia.

Brisa le contó a Télam que, «a pesar de la pandemia, estudiar en casa fue para mí algo natural porque yo estudié toda la primaria de forma hogareña, me gustó mucho estudiar con el Seguimos Educando y me gustó más el programa de radio que los cuadernillos porque te hablaban y eran graciosos».

«Tengo muchas ganas de ir a la escuela, pero esta presencialidad de la que se habla ahora no es presencialidad de verdad, porque ir a la escuela también es ir todos los días poder compartir recreos y actividades con tus compañeros», añadió.

Candelaria, la mamá de Brisa, señaló en tanto: «Mi esposo es docente de música y yo soy docente de plástica, Brisa hizo toda la primaria a distancia y como se adelantó un año en marzo del 2020 estábamos esperando la autorización para que empiece en una secundaria del barrio cuando se suspendieron las clases por la pandemia».

«Como ese trámite se demoró Brisa estuvo cerca de un mes sin escuela así que empezó desde casa con los cuadernillos del Seguimos Educando y los programas de radio; ella tenía una rutina de estudiar en casa con la radio hasta que después de un mes llegó la autorización para que pueda ingresar a las clases virtuales de la secundaria», recordó.

Candelaria enfatizó que «todo lo que hace al Seguimos Educando es muy positivo, y me parece mucho mejor que los chicos estudien con cuadernillos y con la radio que frente a una pantalla porque creo que es un entorno con más facilidades para la creatividad».

«Me pareció super lindo que ella tuviese su rutina se sentarse con un cuaderno a tomar apuntes escuchando la radio, al punto que yo también me sumé a dar clases en la radio; la vuelta a las clases para mi tiene que ser lo más parecido a como era antes, tiene que haber momento de esparcimiento y que los protocolos no pierdan de vista la necesidad de calidez humana», finalizó la docente.

La programación

La programación televisiva del «Seguimos Educando» comenzó el 16 de marzo, el primer día de la suspensión de las clases presenciales, y para el final de la temporada 2020 que concluyó el 18 de diciembre pasado se habían producido 1.271 programas con un total de 1.795 horas, de acuerdo a los datos suministrados por el Ministerio de Educación.

En tanto, la programación radial comenzó a emitirse el 1 de abril de 2020 a través de las 49 repetidoras de Radio Nacional de todo el país junto a 190 radios universitarias, comunitarias, escolares, rurales y privadas a lo largo y ancho del país; y para finales del año pasado había producido 1.253 programas con un total de 1.253 horas.

En total fueron impresos y distribuidos en todo el país, 54.226.300 ejemplares de los cuadernillos Seguimos Educando, en coordinación con las provincias, organismos de la sociedad civil, sindicatos docentes y movimientos sociales; estos materiales gráficos requirieron una inversión de 999.924.052 pesos para su impresión y distribución.