El valor estratégico de una futura recomposición salarial docente

Trotta aseguró que en 2021 el salario docente debe tener una recomposición.

Trotta aseguró que en 2021 el salario docente debe tener una recomposición.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, aseguró a Télam que la próxima paritaria docente abordará las condiciones para «iniciar una recomposición (salarial) frente a la pérdida que (los trabajadores del sector) tuvieron en la gestión de Mauricio Macri y por la pandemia».

– Télam: ¿En la recorrida por las provincias y las entrevistas con los sindicatos encontró predisposición para volver a la presencialidad ?

– Nicolás Trotta: En los sindicatos docentes encontré voluntad de diálogo y predisposición. Por supuesto, cada uno plantea su agenda, sus protocolos, su vacunación prioritaria. Retomaremos la paritaria, en la cual discutiremos salarios y condiciones de trabajo. Pero en algunas provincias el vínculo está desgastado. En esas jurisdicciones, en particular, intentaremos acercar a las partes. En todos los casos esto no se resuelve no yendo a la escuela.

– T: ¿Ve difícil llegar a un acuerdo con los sindicatos docentes que, en este contexto de pandemia, reclaman una recomposición salarial?

– NT: En algunas provincias hay que tratar las metas económicas y fiscales, dado que algunas de ellas resultaron muy afectadas por la pandemia y pudieron pagar sueldos con recursos nacionales. Tenemos que hacer un esfuerzo todos, en un año en el que el salario docente debe iniciar su recomposición frente a la pérdida que tuvieron en la gestión de Mauricio Macri y por la pandemia, que generó un año económico muy difícil. Pero esto tiene que ver con un horizonte de mejora gradual que es parte de la agenda de nuestro gobierno. La mejora salarial no es sólo una herramienta para recuperar las condiciones sociales sino también en términos específicos para acelerar la recuperación económica.

– T: ¿Cómo será la vacunación de los docentes?

– NT.- Se dividió a los docentes en cinco grupos. Hay maestros de muchas provincias que tienen más de 60 años o tienen una patología a los que se le va a dar la prioridad para ser vacunados. Estos docentes son los que van a tener que sostener su compromiso de trabajo a distancia, ya que no van a poder ir a la escuela. Por eso, en la provincia de Buenos Aires, se creó un fuerte sistema de suplencias para reemplazar a los docentes que no pueden asistir.