Venden por 35.500 dólares una estatua de una ciudad rusa que aterrorizó a los residentes locales

El monumento, que representa a una joven llamada Alionka, generó una ola de críticas y quejas por su aspecto.

Los residentes de la ciudad rusa de Novovorónezh finalmente pueden estar tranquilos: la estatua de Alionka, creada con la intención de honrar a una joven del mismo nombre, ya no volverá.

Este lunes, el monumento fue vendido en una subasta por 2,6 millones de rublos (unos 35.500 dólares) a una particular, que, de momento, no se ha pronunciado respecto a la nueva adquisición, confirmaron a RIA Novosti los organizadores de la licitación.

Según el folclore local, la mujer fue enviada por sus compueblanos en busca de tierras aptas para vivir y así fundó, hace 250 años, el pueblo de Nóvaya Aliónovka, donde actualmente se ubica Novovorónezh.

La escultura de metal generó mucha polémica y fuertes críticas de los vecinos desde el momento de su aparición. El monumento, inaugurado en diciembre del año pasado como un regalo por el aniversario de la localidad, pareció a muchos «horripilante», y los residentes pidieron quitarlo «para no avergonzar a la ciudad».

En ese entonces, las redes se llenaron de burlas, sarcasmo y hasta comparaciones de Alionka con Marilyn Manson y criaturas infernales. Apenas tres días después de su instalación, las autoridades de Novovorónezh cedieron ante la voluntad de la población y desmontaron la estatua.