El servicio eléctrico comienza a restablecerse, afectado por ola de frío polar

El frío podría mantenerse "en el centro-sur de Estados Unidos hasta el sábado por la mañana".

El frío podría mantenerse «en el centro-sur de Estados Unidos hasta el sábado por la mañana».

Cientos de miles de hogares permanecían sin luz este jueves en Estados Unidos, aunque la electricidad comenzaba a restablecerse lentamente, en medio de una intensa ola de frío que afecta gran parte del país y que causó la muerte de 30 personas.

Si bien la masa de aire frío del Ártico está empezando a disiparse, las temperaturas bajo cero continuarán durante el fin de semana, según informó el Servicio Nacional Meteorológico (NWS).

El frío podría mantenerse «en el centro-sur de Estados Unidos hasta el sábado por la mañana», indicó la oficina meteorológica que anticipó que «las llanuras y el valle de Misisipi pueden esperar temperaturas diarias entre 20 y 30 grados por debajo de lo normal».

Debido a las tormentas invernales, más de 100 millones de personas que residen en el Medio Oeste se vieron afectadas por el frío, y el clima helado afectó la campaña de inmunización contra el coronavirus, por lo que debieron cerrarse centros de vacunación, informó el coordinador de la lucha contra la covid-19, Jeff Zients.

En tanto, el presidente Joe Biden, tuvo que posponer una visita programada a una planta de Pfizer que produce vacunas en Kalamazoo, Michigan, consignó la agencia AFP.

Como consecuencia de las bajas temperaturas se registraron 30 muertes en accidentes de tránsito, debido a las tormentas invernales desde que el clima frío la semana pasada, según la información brindada por los medios estadounidenses.

En tanto, el sitio Poweroutage.us, que da cuenta de los cortes de energía en Estados Unidos, más de 674.000 abonados en Texas permanecían sin energía este jueves.

La escasez de energía se vio agravada por el cierre de varias centrales eléctricas a gas y turbinas eólicas debido a la situación climática.

El frío también afectó a los animales y la organización de protección Primively Primates, cerca de San Antonio, que está sin servicio eléctrico desde el lunes, informó que murieron 12 monos, pese a los esfuerzos por tratar de mantener calientes a los primates.

Las condiciones extremas también provocaron la formación de varios tornados, uno de los cuales azotó la madrugada del martes a Carolina del Norte, dejando tres muertos y diez heridos.