EE.UU. advierte que la nueva ley de la Guardia Costera de China podría intensificar las disputas marítimas

De acuerdo con el Departamento de Estado de EE.UU., el lenguaje de la nueva legislación china «implica fuertemente que esta ley podría usarse para intimidar a los vecinos marítimos».

Estados Unidos ha advertido que la Ley de la Guardia Costera promulgada recientemente por China podría intensificar las disputas marítimas y ser invocada en casos de reclamos marítimos ilegales, informa The Financial Times citando al Departamento de Estado del país norteamericano.

China, que mantiene disputas de soberanía marítima con Japón en el mar de la China Oriental y con varios países del Sudeste Asiático en el mar de la China Meridional, aprobó el mes pasado la nueva ley, que por primera vez permite explícitamente a sus fuerzas de defensa usar todos los medios necesarios, incluido disparar, para evitar cualquier amenaza de un barco extranjero.

EE.UU. intensifica los esfuerzos para formar una "OTAN del Indo-Pacífico" para contener a ChinaEE.UU. intensifica los esfuerzos para formar una "OTAN del Indo-Pacífico" para contener a China

El portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Ned Price, aseveró este viernes en rueda de prensa que Washington está «preocupado por el lenguaje de la ley, que vincula expresamente el uso potencial de la fuerza, incluida la fuerza armada, por parte de la Guardia Costera de China con la aplicación de los reclamos de China y las disputas territoriales y marítimas en curso» en la región.

De acuerdo con el vocero, el lenguaje de la nueva legislación «implica fuertemente que esta ley podría usarse para intimidar a los vecinos marítimos [de China]».

«Nos preocupa además que China pueda invocar esta nueva ley para hacer valer sus reclamos marítimos ilegales en el mar de la China Meridional, que fueron completamente repudiados por el fallo del tribunal arbitral de 2016», señaló Price, en referencia a una sentencia internacional a favor de Filipinas en una disputa con Pekín.

Además, el funcionario norteamericano recordó que Washington «se mantiene firme» en sus compromisos de alianza con Japón y Filipinas.

Las islas de la discordia

Pekín reclama la soberanía sobre toda las islas Spratly, en el mar de la China Meridional, mientras que Brunéi, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam también reclaman algunas partes o la totalidad del archipiélago.

Los reclamos territoriales de Pekín en esas aguas ricas en recursos se han convertido en un tema candente en una relación cada vez más tensa entre China y EE.UU, en la que Washington denuncia supuestos intentos de Pekín de intimidar a sus vecinos en torno a los intereses en disputa.

Por su parte, Pekín se opone a la presencia de cualquier buque de la Armada estadounidense en las islas del mar de la China Meridional, que considera como su territorio soberano. Además, ha denunciado repetidamente lo que denomina esfuerzos de EE.UU. para desestabilizar la región e interferir en lo que considera sus asuntos internos.