Un derrame de crudo arroja decenas de toneladas de alquitrán a la costa israelí

Las autoridades ambientales locales tildaron lo ocurrido como «uno de los desastres ecológicos más serios» en la historia del país.

Israel cerró este domingo todas sus playas en el mar Mediterráneo hasta nuevo aviso, días después de que un derrame de crudo lejos de la costa arrojara decenas de toneladas de alquitrán a lo largo de más de 160 kilómetros de litoral.

Los activistas empezaron a reportar manchas de alquitrán en la costa de Israel la semana pasada luego que una fuerte tormenta arrojara los derivados de petróleo a la orilla, causando estragos en la vida silvestre.

Los investigadores del Ministerio de Agricultura del país determinaron el domingo que un joven ejemplar de ballena de aleta que encalló en una playa del sur del país falleció por ingerir el negro y viscoso líquido, según la radiodifusora pública israelí Kan.

La Autoridad de Naturaleza y Parques de Israel ha catalogado al derrame como «uno de los desastres ecológicos más serios» en la historia del país. En 2014, un derrame de crudo en el Desierto de Aravá causó graves daños en uno de los delicados ecosistemas del país.

Aún se desconoce la causa exacta del derrame, que está siendo investigado por las autoridades ambientales de Israel.

La ministra de Protección Ambiental, Gila Gamliel, dijo a los medios hebreos que han calculado que las tareas de limpieza costarán decenas de millones de nuevos séqueles israelíes.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, realizó este domingo un recorrido por una de las playas del país afectadas por el alquitrán y elogió la labor de la ministra.

Con información de AP