Destacan la ayuda de Alberto Fernández «para la restauración de democracia» en Bolivia

Alberto Fernández se reunio con ambos legisladores del Movimiento al Socialismo y con el expresidente Evo Morales.

Alberto Fernández se reunio con ambos legisladores del Movimiento al Socialismo y con el expresidente Evo Morales.

Gualberto Arispe, uno de los legisladores bolivianos que presentó ante el Comité Noruego una propuesta para que el presidente Alberto Fernández sea nominado al Premio Nobel de la Paz, fundamentó el pedido en que el mandatario argentino «ayudó a la restauración de la democracia» en su país y «fue muy valiente al no reconocer al Gobierno de facto de Jeanine Áñez».

En una charla con Télam, el diputado Arispe, autor de la iniciativa junto con el senador Leonardo Loza, ambos del Movimiento al Socialismo (MAS), comentó que durante una videoconferencia que ambos mantuvieron con Fernández y con el expresidente Evo Morales el sábado último, el jefe del Estado argentino se mostró muy contento por la propuesta, aunque dijo no merecerla, y consideró al presidente boliviano depuesto como «un hermano más».

Arispe explicó que el pedido -que fue aceptado por el Comité Nobel- «nació como una retribución y agradecimiento a Alberto Fernández, primero por las gestiones que hizo cuando aún era presidente electo para que el hermano Evo Morales pudiera salvar su vida saliendo de Bolivia, para que el avión mexicano pudiera llegar a Bolivia».

«Y cuando se posicionó como presidente -añadió-, invitó a Evo a la Argentina para que estuviera más cerca de los bolivianos, sus hermanos, para trabajar desde allí en la búsqueda de elecciones libres para que el país pudiera volver a la democracia».

«La propuesta nació como una retribución y agradecimiento a Alberto Fernández, primero por las gestiones que hizo cuando aún era presidente electo para que el hermano Evo Morales pudiera salvar su vida saliendo de Bolivia, para que el avión mexicano pudiera llegar a Bolivia».

GUALBERTO ARISPE

Afirmó además que «el presidente Fernández fue muy valiente al denunciar las violaciones a los derechos humanos que cometió el Gobierno de facto de Jeanine Áñez y los bolivianos también apreciamos su gesto de no haber reconocido a ese Gobierno. Eso nos llenó de satisfacción».

En su propuesta, los legisladores consideraron que Fernández «es un jurista que siempre estuvo comprometido con la causa y la práctica de los derechos humanos en la Argentina y en América Latina».

Subrayaron que su accionar en apoyo de Morales y de su exvicepresidente Álvaro García Linera, «también permitió la recuperación de la institucionalidad democrática y poner fin a la persecución y discriminación que sufrieron los pueblos originarios durante el golpe de Estado del 10 de noviembre de 2019».

En la presentación ante el Comité resaltan que «nuestra democracia le debe mucho al presidente Fernández y a su política de solidaridad activa con Bolivia».

Tras realizar una detallada reseña sobre la carrera académica y política de Fernández, la propuesta remarca que ya como Presidente «se propuso profundizar el proceso de democratización enfatizando la necesidad de mejorar el funcionamiento de la justicia y promulgando una legislación de avanzada que permitiera terminar con la discriminación y la desigualdad, particularmente en lo que se refiere a las cuestiones de género».

Alberto Fernández invitó a Evo Morales a la Argentina para que estuviera más cerca de los bolivianos.

Alberto Fernández invitó a Evo Morales a la Argentina para que estuviera más cerca de los bolivianos.

El Comité Nobel Noruego es responsable de la selección de candidatos y la elección de los laureados del Premio Nobel de la Paz y se encuentra integrado por cinco miembros designados por el Parlamento de ese país escandinavo.

Los candidatos al galardón deben ser nominados por personas calificadas, como los miembros de asambleas nacionales. A principios de octubre, el Comité los selecciona a través de una mayoría de votos para finalmente entregar el Premio en Oslo, el 10 de diciembre.