Mendoza: Integrantes del FdT lanzaron una «mesa de unidad» y criticaron a Suarez

Este fin de semana el Movimiento Evita, Somos Barrio de Pie y el Partido del Trabajo y del Pueblo se reunió para conformar una mesa política. El objetivo es analizar la «difícil situación que atraviesa nuestra provincia» y la Argentina en el marco de la pandemia.

Así, los dirigentes políticos buscarán «potenciar los esfuerzos que venimos realizando en el trabajo social y fortalecer un proyecto de soberanía, trabajo, producción que permita una verdadera distribución de la riqueza. Junto a los movimientos sociales, venimos de años de lucha contra las políticas de ajuste y entrega que han profundizado la pobreza y la miseria».

En medio de una difícil situación, continúa el comunicado, «hemos sido parte del conjunto de fuerzas que han enfrentado los efectos de la pandemia, en comedores sociales, a través de cooperativas de trabajo, buscando la solidaridad y la organización de la comunidad». 

También, aseguran que conocen «los esfuerzos enormes que hace el Estado Nacional con Alberto Fernández a la cabeza para sortear la pandemia y la crisis económica que dejó el macrismo. En esa misma línea, los movimientos populares trabajamos codo a codo con el Estado Nacional para poner a la Argentina de pie y avanzar en un proyecto de soberanía plena y trabajo».

En la misma línea, indican que es necesario «seguir avanzando en propuestas políticas para nuestro pueblo y nuestra patria, fortaleciendo y ampliando la unidad en el Frente de Todos, por lo que abrimos este llamamiento al conjunto de fuerzas que lo integran o buscan avanzar en un proyecto verdaderamente nacional y popular«.

Continuando, el FdT mendocino marcó que «sectores de derecha en la conducción de la UCR y Cambiemos, que han llevado adelante políticas neoliberales de concentración económica, actualmente niegan la gravedad de la pandemia y a través de medios de comunicación afines, mediante desinformación y demagogia, apuestan a la desunión». 

En sintonía con estas políticas, «el gobernador Rodolfo Suarez no sólo no ha adoptado ninguna medida significativa para enfrentar la pandemia, sino que ha rechazado las medidas nacionales, permitiendo en los hechos el avance abrupto de casos, en una provincia en donde la pobreza ha crecido más que la media nacional». 

En este sentido, plantearon la necesidad de adoptar «medidas de emergencia para enfrentar la grave crisis sanitaria, social y económica; a través de partidas presupuestarias extraordinarias que permitan enfrentar la grave situación: 

Emergencia sanitaria: fortalecimientos del sistema sanitario y de las condiciones de los trabajadores de la salud. 

Emergencia laboral: implementación del programa de «Tierra, Techo y Trabajo» en la provincia, con planes de vivienda y urbanización, tierra para producir y trabajar, y fortaleciendo las cooperativas de la economía popular y garantizando salarios acordes a la canasta familiar. 

Emergencia social: fortalecimiento de los comedores comunitarios, escolares e implementación de planes alimentarios. Creación de Ferias Populares en espacios públicos para evitar intermediarios. 

Emergencia Provincial por violencia de género: mayor presupuesto para asistencia y acompañamientos en situaciones de violencia contra las mujeres. Modificación de los deficitarios dispositivos de atención y acompañamiento. Reconocimiento institucional y económico a promotorxs de género y diversidad en los barrios. 

Emergencia en educación: suspensión temporaria de las clases presenciales, garantizar conectividad para docentes y alumnos y refaccionar escuelas para garantizar la presencialidad.