Protestas en Colombia contra la reforma impositiva de Duque

La reforma tributaria de Duque generó numerosas protestas en Colombia

La reforma tributaria de Duque generó numerosas protestas en Colombia

Miles de personas salieron este miércoles a las calles en al menos 23 ciudades de Colombia en una jornada de protestas convocada contra un proyecto de reforma tributaria del Gobierno de Iván Duque, que llega en medio de un pico de contagios y muertes por Covid-19 en el país y que fue prohibido anoche por la Justicia.

«El Gobierno no quiere escuchar a los ciudadanos, no quiere escuchar a los partidos políticos, no quiere escuchar a la academia sobre esa petición tan sentida de retirar la reforma que va a poner a aguantar hambre a más millones de colombianos», explicó en Blu Radio Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), al dar inicio a la jornada de protestas.

Centrales obreras, profesores, organizaciones civiles, indígenas y otros sectores inconformes rechazan el proyecto que está en curso en el Congreso por considerar que castiga a la clase media y es inoportuno en plena crisis desatada por la pandemia. 

Pero el reclamo coincidió con el ascenso de la segunda ola de la pandemia y tanto las autoridades del Gobierno como de la Justicia sostienen que no es momento de marchar en las calles.

Colombia es el tercer país de Latinoamérica más afectado por el coronavirus, con 2,8 millones de contagios, -detrás de Brasil y Argentina- y más de 72.000 muertos, solo superado por el gigante sudamericano y México.

Mientras el Gobierno de Duque rechazó totalmente el paro nacional, la alcaldesa de Bogotá y opositora al mandatario Claudia López, sugirió hacer plantones virtuales o cacerolazos para evitar concentraciones de gente.

Incluso, desde la Alcaldía les ofrecieron sus medios de comunicación oficiales para exponer sus razones de protesta, informó el diario El Tiempo.

La preocupación y el rechazo oficialista se plasmaron anoche en un fallo de un tribunal administrativo que ordenó el martes posponer las protestas, una decisión que fue apoyada por la Defensoría del Pueblo, que alertó sobre la «inconveniencia de convocar movilizaciones sociales en este momento tan riesgoso para la salud y la vida».

Sin embargo, acogiéndose al derecho constitucional a la protesta, los líderes mantuvieron la jornada de manifestaciones en todo el país.

El presidente de la CGT, Percy Oyola, dijo que ellos promueven los dos metros de distancia entre los manifestantes, el uso de alcohol y desinfectante de manos, evitar amontonarse y tener una marcha ordenada.

Agregó que intentarían no gritar y solo usar megáfonos para reducir el riesgo de contagios.

Lo que sí tiene claro es que tanto la CGT como las demás organizaciones que promueven el paro quieren «hacer sentir la protesta».

Las principales manifestaciones están teniendo lugar en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla.

En Bogotá, los manifestantes bloquearon el transporte público concentrándose en algunas de las principales estaciones.

Desde muy temprano, se vieron manifestantes en los siete puntos de la capital en los que pactaron concentrarse, aunque las autoridades distritales desplegaron controles en 54 puntos de la ciudad.

En Cali, en tanto, las autoridades adelantaron el toque de queda a las 13 (15 hora argentina) para forzar la dispersión temprana de los manifestantes, según el diario El Espectador.

El proyecto de reforma tributaria de Duque, a quien le queda poco más de un año en el poder, propone gravar los servicios públicos, ampliar la base de contribuyentes e imponer el IVA en varios servicios públicos, de modo de recaudar unos 6.780 millones de dólares.

Cuando hizo pública la iniciativa, la cartera de Hacienda la presentó como Ley de Solidaridad Sostenible, “una propuesta de carácter social que busca incrementar los esfuerzos en la lucha contra la desigualdad y la pobreza, especialmente, después de los efectos económicos y sociales causados por la pandemia”.

La iniciativa tiene trámite de urgente en el Congreso, pero el rechazo incluye aún algunos sectores del oficialismo, que trabajan en algunas reformas.