La obra autodestruida de Banksy vuelve a subastarse en Londres

El cuadro «Niña con globo» de Banksy vuelve a la venta este jueves en Londres, tres años después de autodestruirse parcialmente durante una subasta, y bajo el nombre «Love is in the Bin» (El amor está en la papelera), por un valor que oscila entre los 4 y 6 millones de libras (5,5 y 8,2 millones de dólares), según la casa de subastas Sotheby’s.

Esta estimación, que incluso podría quedarse corta, es entre cuatro y seis veces superior al precio al que arribó en la venta a un coleccionista anónimo en 2018.

Banksy, famoso artista urbano, cuya identidad sigue siendo un misterio, dejó estupefacto al mundo en esa subasta, también en la casa Sotheby’s de Londres cuando en el momento en que sonó el martillo, un mecanismo escondido en el marco hizo añicos la parte inferior de la tela, que representa una niña soltando un globo en forma de corazón, por lo que ahora solo queda el globo sobre un fondo blanco.

Según el misterioso artista, con esta acción quiso denunciar la «mercantilización» del arte aunque finalmente los restos de su obra probablemente se revaloricen.

En su comunicado anunciando la venta, Sotheby’s describió la destrucción como el «‘happening’ artístico más espectacular del siglo XXI», enmarcado «en la herencia del arte contracultural que comenzó con el dadaísmo y Marcel Duchamp», consignó la agencia de noticias AFP.

«Durante esa noche surrealista de hace tres años me convertí por accidente en el privilegiado propietario de ‘El amor está en la papelera’ (…) pero es tiempo de separarme de él», dijo el comprador anónimo, citado en el comunicado de Sotheby’s.

La obra «Niña con globo» apareció por primera vez en 2002 como un grafiti en una pared en la orilla sur de Londres y llegó a ser nombrada como la obra de arte preferida por los británicos.

Una versión en díptico de esta obra será subastada este viernes también en la capital británica, pero esta vez por la firma Christie’s.

Realizada en 2005, el lienzo partido en dos puede alcanzar entre 2,5 y 3,5 millones de libras (3,4-4,8 millones de dólares).

Después de lo ocurrido en 2018, el valor de las obras de Banksy se disparó en las subastas.

En marzo, «Game Changer» (Cambio de las reglas de juego), un lienzo en honor del personal sanitario en la pandemia del coronavirus, se vendió en Christie’s por 16,75 millones de libras (22,9 millones de dólares).

Este artista misterioso procedente de Bristol (sur de Inglaterra) se dio a conocer por sus grafitis provocadores que invitaban a la reflexión de la sociedad.

En 2005 pintó «Flower bomber» (El lanzador de flores) en una pared de Jerusalén donde retrata un manifestante enmascarado a punto de lanzar un ramo de flores.

Banksy buscó con su arte criticar el Brexit, manifestar su apoyo a los migrantes o alertar sobre la urgencia climática.