Jue. Sep 29th, 2022
Marcelo Gallardo Foto Julin lvarez
Marcelo Gallardo / Foto: Julián Álvarez.

El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, sufre en el armado de la defensa por la baja de David Martínez, que tiene una molestia en el cuádriceps izquierdo y no podrá jugar el domingo en Avellaneda ante Independiente.

Gallardo, que durante todo el semestre no pudo encontrar una defensa titular regular por las ausencias, las lesiones y los bajos rendimientos, el fin de semana deberá rearmar nuevamente la línea de fondo.

En los trabajos tácticos sumó una alineación inédita con el ingreso del chileno Paulo Díaz por Emanuel Mammana y sosteniendo a Milton Casco por derecha, David Martínez de segundo central -luego jugó Javier Pinola- y Elías Gómez.

Cuando está alineación parecía ser la definitiva en los trabajos físicos de esta mañana en el predio de Ezeiza, Martínez sintió una molestia y en las próximas horas le harán estudios para determinar el grado de la lesión.

El probable equipo, según los últimos ensayos, sería con Franco Armani, Casco, Díaz, Pinola y Gómez; Enzo Pérez; Pablo Solari, Agustín Palavecino, Rodrigo Aliendro y Esequiel Barco; Lucas Beltrán.

Lo cierto es que con la vuelta a la titularidad de Díaz, que sumó minutos el fin de semana pero desde el banco ante Sarmiento tras una sinovitis de cadera, Gallardo iba a tener a todos los defensores disponibles pero se produjo la baja de Martínez.

Los cambios en la última línea del equipo fueron una constante en los 14 partidos oficiales que jugó River en esta segunda parte del año, ya sea por bajos rendimientos, por las ausencias de la fecha FIFA o por lesiones.

Así fue que hasta el partido con Sarmiento fueron 11 las formaciones defensivas que utilizó Gallardo y sólo repitió la fórmula ante Gimnasia, Aldosivi y en el último encuentro cuando la cambió en el entretiempo.

La defensa que sumó más minutos de titular, apenas 325, la formaron Casco de lateral derecho, Mammana y Martínez de zagueros centrales y por el lateral izquierdo Gómez, uno de los pocos que tuvo continuidad.

Las razones de tantos cambios primero fueron porque Casco empezó el torneo lesionado y se perdió las primeras cinco fechas, y por las convocatorias de Martínez, ausente las primeras dos jornadas, y de Díaz, que volvió para jugar ante Lanús a fines de junio.

Además, hubo cambios por bajos rendimientos en cada uno de los puestos de la última línea lo que llevó a Gallardo a que recién en la duodécima presentación se repitan los mismos jugadores

En el lateral derecho utilizó a Andrés Herrera, a Mammana y en los últimos partidos viene a Casco, en tanto que en el izquierdo pudo sostener a Gómez, que jugó 12 partidos aunque ante Sarmiento salió en el entretiempo.

La dupla de zagueros centrales tuvo todas las combinaciones posibles entre los seis centrales que tiene el equipo y de primer marcador central jugaron Leandro González Pírez, Jonatan Maidana, Díaz y Mammana.

Mientras que de segundo marcador central probó con Martínez, el habitual titular, pero también estuvieron González Pírez y hasta Pinola, que jugó sólo 90 minutos ante Vélez por el torneo local.

Si bien el equipo logró sostener el arco sin goles en cinco partidos y le anotaron 14 tantos, un promedio normal para el equipo, el rendimiento general fue flojo y nunca logró que sus defensas jueguen lejos de Franco Armani.

David Martnez Foto Archivo
David Martínez / Foto: Archivo.

Otro dato es que Gallardo pudo tener a todos los defensores disponibles apenas en dos partidos, ante Vélez por la ida de octavos de la Libertadores cuando perdió 1-0 y el fin de semana ante Sarmiento pero con Díaz en el banco.

El entrenador está esperando para fin de mes el regreso de Robert Rojas, que se había convertido en el lateral derecho titular tras la venta de Gonzalo Montiel pero el 6 de abril pasado sufrió una fractura de tibia ante Alianza Lima.

La vuelta de Rojas a las convocatorias está prevista para dentro de un par de semanas, cuando se cumplan cuatro meses de la lesión, y la idea es que pueda tener minutos en reserva antes de concentrar con el primer equipo.

El plantel riverplatense se entrena en el River Camp, en el predio de Ezeiza, para concentrar este sábado tras los trabajos de pelota parada en el Monumental Más.

River viene de perder de local por 2-0 ante Sarmiento, ocupa la zona de la mitad de la tabla con 15 puntos, a una decena de unidades de la punta, y en la tabla anual está fuera de los primeros tres lugares que otorgan a la Libertadores 2023.