Mié. Oct 5th, 2022
La premier Andersson tiene expectativas de estirar cuatro aos su mandato Foto AFP
La premier Andersson tiene expectativas de estirar cuatro años su mandato. Foto AFP.

La socialdemocracia gobernante en Suecia se perfilaba para ganar ajustadamente las elecciones generales de este domingo, según encuestas a boca de urna, en un clima de tensión por el alto índice de inflación y el aumento de los casos de criminalidad, y con la futura adhesión del país a la OTAN como telón de fondo.

El bloque de centroizquierda encabezado por la primera ministra socialdemócrata Magdalena Andersson obtendría entre 49,8 y 50,6% de los votos, mientras la derecha y la ultraderecha reunían, juntas, entre 48,0% y 49,2%, según sondeos a boca de urna divulgados por las televisoras suecas SVT y TV4.

El partido Demócratas de Suecia (SD), de extrema derecha, alcanzaría un nuevo máximo histórico de entre 20,5% y 21,3%, de acuerdo con esas encuestas, con lo que se convertiría por primera vez en la segunda fuerza, según la agencia de noticias AFP.

Si se confirmaran esos guarismos, la coalición de centroizquierda conseguiría 176 bancas en el parlamento, con lo que superaría la mayoría absoluta de 175, mientras el bloque de derecha y ultraderecha reuniría 173 escaños.

En las legislativas de 2018, SD logró el 13%, convirtiéndose en el tercer grupo más grande del Riksdag (parlamento sueco) y las encuestas de intención de voto presagiaban que mejoraría el resultado.

Anteayer, un sondeo de Novus auguraba al Partido Socialdemócrata Sueco (SAP) 30,3% y al SD, 21,2%.

El Partido Moderado (M, centroderecha), de Ulf Kristersson, se situaba tercero, con 17,1%, y no se descarta que los moderados decidan aliarse esta vez con la ultraderecha, reseñó la agencia de noticias Sputnik.

La premiere Andersson tenía expectativas de estirar cuatro años su mandato, si alcanzaba los votos con el apoyo de partidos verdes y de izquierda, a los que cuenta como aliados.

Foto Twitter
Foto: Twitter.


La campaña estuvo dominada por temas en principio favorables a la oposición de derecha, como la criminalidad, los problemas de integración de los migrantes y la disparada del precio de la energía.

La popularidad de Andersson, con un índice de confianza superior al de Kristersson, así como el temor de los electores centristas de ver a la ultraderecha en las esferas del poder, podrían inclinar la balanza a favor de la izquierda.

Además de un Parlamento de 349 escaños, el Riksdag, los suecos elegirán  hoy 20 consejos regionales y 290 consejos municipales.

Suecia acude a las urnas cada cuatro años y los comicios siempre se celebran el segundo domingo de septiembre.

Se esperaba que unos 7,5 millones de electores -de 10,3 millones de habitantes- acudieran a votar, aunque la elección había empezado con el voto anticipado.

Los colegios electorales abrieron a las 8 hora local (las 3 en la Argentina) y cerrarán a las 20, cuando se difundirán dos sondeos a pie de urna.

Los resultados parciales más confiables podrían estar disponibles dos horas después del cierre de las urnas, que ocurrió a las 20 (las 15 en la Argentina), anticiparon autoridades.