Mar. Ago 16th, 2022
Defensores del derecho al aborto celebraron la victoria Foto AFP
Defensores del derecho al aborto celebraron la victoria / Foto: AFP.

Los habitantes del estado de Kansas votaron el martes por la noche a favor de mantener el derecho al aborto, en la primera consulta popular sobre el tema desde que la Corte Suprema de Estados Unidos pusiera fin en junio al derecho federal a ese procedimiento.

Entretanto, el presidente Joe Biden buscará contrarrestar este miércoles con la firma de una nueva orden ejecutiva que permita facilitar el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo (IVE).

En la votación del miércoles, el estado conservador del Medio-Oeste rechazó una enmienda que habría eliminado el derecho constitucional de estado con el objetivo de devolver a los legisladores la reglamentación del procedimiento.

Esta enmienda, conocida como Valora a Ambos (a la madre y al bebé), había sido presentada en la Legislatura estatal, dominada por los republicanos.

La votación era ampliamente vista como un test para el derecho al aborto en todo el país, ya que las legislaturas dominadas por los republicanos se han apurado a imponer prohibiciones estrictas del procedimiento tras la decisión de la Corte.

La votación era ampliamente vista como un test para el derecho al aborto en todo el país, ya que las legislaturas dominadas por los republicanos se han apurado a imponer prohibiciones estrictas del procedimiento tras la decisión de la Corte Suprema de derribar la sentencia del caso Roe vs Wade de 1973, que garantizó el derecho en todo el país.

Defensores del derecho al aborto celebraron la victoria.

Momentos después del cierre de las urnas, el secretario de Estado de Kansas, Scott Schwab, que supervisó las elecciones, declaró que la participación fue de al menos el 50%, una cifra esperada para este tipo de comicios, informaron medios locales.

El presidente Biden aplaudió la decisión: «Los residentes de Kansas usaron sus voces para proteger el derecho de las mujeres a elegir y al acceso a la atención médica reproductiva», escribió el martes por la noche en Twitter.

«Es una importante victoria para Kansas, pero también para todo estadounidense que crea que las mujeres deben ser capaces de tomar sus propias decisiones de salud sin interferencia del Gobierno», tuiteó.

En un comunicado aparte, instó al Congreso a «escuchar la voluntad del pueblo estadounidense» y aprobar un proyecto de ley que codifique el derecho al aborto».

Una orden ejecutiva para ampliar la cobertura

Biden tiene previsto firmar este miércoles una orden ejecutiva para que el Departamento de Salud evalúe medidas para ampliar la cobertura a los pacientes que viajan fuera de sus estados para tener acceso a la IVE, según informó la Casa Blanca.

El mes pasado, después de la decisión de la Corte Suprema que puso fin al aborto legal en todo el país después de 50 años, el mandatario había firmado un decreto para que las autoridades de salud tomaran acciones para garantizar el acceso a los anticonceptivos y píldoras abortivas y para aumentar la protección de los médicos que realizan estas prácticas.

Anticipándose al fallo del alto tribunal, 13 estados habían adoptado leyes para prohibir automáticamente el aborto en su territorio una vez que saliera el dictamen del alto tribunal.

Foto AFP
Foto: AFP

La primera de varias

Después de Kansas, otros estados, como California y Kentucky, votarán sobre la cuestión en noviembre, junto con las elecciones legislativas de mitad de mandato, en las que tanto republicanos como demócratas esperan movilizar a sus partidarios en todo el país en torno al aborto.

Activistas de Kansas encontraban en la enmienda un intento de despejar el camino para una prohibición total.

Un legislador estatal ya presentó un proyecto de ley con el fin de prohibir el aborto sin excepciones, ya sea por violación, incesto o riesgo para la vida de la madre.

Mientras los defensores del derecho al aborto en Kansas podían respirar aliviados en su propio estado, aún miran nerviosos a los vecinos estados de Oklahoma y Missouri, que prohibieron casi totalmente el aborto, mientras que en Indiana hay muchas restricciones.

«Kansas defendió hoy los derechos fundamentales», tuiteó la gobernadora del estado, Laura Kelly.

«Rechazamos una legislación divisiva que ponía en peligro nuestro futuro económico y ponía en riesgo el acceso a la salud de las mujeres», agregó.

Kansas tiende a apoyar al Partido Republicano, favorable a una regulación más estricta del aborto.

Una encuesta de 2021 de la Universidad Estatal de Fort Hays reveló que menos del 20% de los consultados en ese estado estaba de acuerdo en que el aborto debería ser ilegal incluso en casos de violación o incesto.