Mié. Oct 5th, 2022
Foto Victoria Gesualdi archivo
Foto: Victoria Gesualdi (archivo).

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner compartió un recorte audiovisual de la audiencia por el juicio conocido como Vialidad, donde su abogado defensor, Carlos Beraldi, «demolió las mentiras y fake news» de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola.

La dirigente, quien se defenderá a sí misma el viernes en el juicio, afirmó que los fiscales que pidieron que se la condene a 12 años de cárcel «parecen trolls» y, tras reiterar que su abogado «demolió las mentiras y fake news» de los acusadores, parafraseó a Juan Domingo Perón y les espetó que «se vuelve de cualquier lugar, menos del ridículo».

El juicio

En el cierre de su alegato técnico, el abogado Carlos Beraldi ratificó que «la doctora Fernández de Kirchner va a tomar parte en la exposición de este alegato y lo va a hacer de acuerdo al artículo 104 que le da ese derecho como abogada para poder actuar en causa propia».

El artículo 104 del Código Procesal Penal establece que «el imputado tendrá derecho a hacerse defender por abogado de la matrícula de su confianza o por el defensor oficial; podrá también defenderse personalmente siempre que ello no perjudique la eficacia de la defensa y no obste a la normal sustanciación del proceso».

En paralelo a las palabras de Beraldi, la Vicepresidenta oficializó el pedido con un escrito presentado en el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 en el que dejó constancia que de acuerdo al artículo 104 asumirá personalmente su propia asistencia técnica, «la cual será ejercida en forma conjunta con el doctor Carlos Alberto Beraldi, quedando el doctor Ary Rubén Llernovoy designado en la causa como abogado sustituto».

A última hora de la tarde del martes, el TOF 2 autorizó a la titular del Senado a exponer en el alegato del viernes, según confirmaron a esta agencia fuentes judiciales.

Minutos después del pedido de su letrado al tribunal, la Vicepresidenta compartió en sus redes sociales un extracto del alegato de Beraldi en el que, según la titular del Senado, su representante legal «demolió las mentiras y fake news de (Diego) Luciani y (Sergio) Mola».

«Más que fiscales, parecen trolls» agregó Fernández de Kirchner, y sumó una frase de Perón al cierre de su mensaje: «Se vuelve de cualquier lugar, menos del ridículo».

La Vicepresidenta difundió el pasaje en el que Beraldi refuta la afirmación de la Fiscalía sobre que el 28 de noviembre de 2015 la entonces Presidenta delineó el plan «limpia todo» en función de un mensaje del exsecretario de Obras Públicas, José López.

«López se iba a reunir con la Presidenta y a partir de allí se iban a delinear los actos siguientes», recordó Beraldi, e inmediatamente reprodujo un pasaje del alegato del fiscal Luciani que definía al 30 de noviembre como «día clave» porque el empresario contratista Lázaro Báez se reunía con «la señora», es decir, la jefa de Estado a punto de concluir su mandato.

La Fiscalía sostuvo que la prueba del encuentro entre Báez y Fernández de Kirchner era que el avión presidencial Tango 01 había efectuado un vuelo rasante que fue consignado por el sitio «El Destape».

Beraldi aclaró que ese vuelo rasante ocurrió el 29, no el 30, según publicó el diario La Nación, y que «ese día, en horas de la tarde justamente, minutos después como dice el fiscal, la Presidenta había viajado a la provincia de Río Negro, a la ciudad de Bariloche, donde llevó a cabo toda una serie de actos oficiales que concluyó con un acto público».

Beraldi también recordó que los fiscales Luciani y Mola consideraron indicio de delito las visitas de integrantes de la familia de empresarios Eskenazi a la Quinta de Olivos durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner.

Por ello replicó que las visitas a la residencia presidencial durante el mandato de Mauricio Macri «han sido una constante de muchos magistrados que han intervenido en este proceso en forma directa. No hace falta que los nombre». Y se preguntó: «¿De esto pretenden sacar estos mismos fiscales un indicio de complicidad delictiva?».

«Es una cuestión tan clara y evidente que todos lo comprendemos y sabemos que esto no puede ser sostenido de ninguna manera» porque llevaría «la doble vara a límites inconmensurables», añadió el abogado.

La defensa recordó «las visitas de los jueces y fiscales que intervienen en esta causa a la Quinta de Olivos, a la Casa Rosada, al Ministerio de Seguridad y a la Agencia Federal de Inteligencia durante la presidencia de Mauricio Macri, al igual que las actividades deportivas que realizaron en la quinta Los Abrojos».

Todo ello fue objeto de recusaciones que hasta el momento no prosperaron.

También como parte de la estrategia de la defensa el abogado Ari Llernovoy cuestionó los informes de las pericias técnicas presentadas por la fiscalía.

Incluso, el abogado citó un informe de la consultora «Consulbaires» de 2016, pedida por el entonces director de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, para determinar si el relleno de los terraplenes era el consignado por el contratista y se constató que había más material que el previsto.