Mié. Oct 5th, 2022
Fernndez y Katopodis durante el anuncio desde la Casa de Gobierno Foto Presidencia
Fernández y Katopodis durante el anuncio desde la Casa de Gobierno (Foto: Presidencia).

El presidente Alberto Fernández anunció este miércoles la firma de un decreto por el cual ordena iniciar una acción judicial para lograr la nulidad de los contratos de concesión de las autopistas del acceso Norte y Oeste a las empresas Autopistas Del Sol S.A. (AUSOL) y Grupo Concesionario del Oeste (GCO), respectivamente.

«Son contratos que, a nuestro juicio, son absolutamente distorsivos y han generado un enorme daño económico al Estado nacional y, fundamentalmente, a los usuarios», señaló el mandatario sobre los convenios firmados en 2018 por la administración del entonces presidente Mauricio Macri.

El mandatario hizo el anuncio desde la Casa Rosada junto al ministro de Obras Púbicas, Gabriel Katopodis, quien recibió el encargo de gestionar la nulidad de los contratos ante el fuero contencioso administrativo federal.

En la presentación, Fernández subrayó que el Gobierno nacional «lleva adelante una política tendiente a ordenar el sistema de las autovías concesionadas».

«Hemos recuperado para el Estado 7 mil kilómetros que estuvieron concesionados y hoy administra el Estado, con buenos resultados», manifestó.

Además, anticipó que la demanda que el Estado presentará en la Justicia por la concesión de las autopistas de los accesos Norte y Oeste «seguramente será acercada como prueba en la causa penal por los Peajes», en la que se investiga la renegociación de contratos para la concesión de autovías durante el Gobierno de Cambiemos.

Fernndez y Katopodis durante el anuncio desde la Casa de Gobierno Foto Presidencia
Fernández y Katopodis durante el anuncio desde la Casa de Gobierno (Foto: Presidencia).

«Vamos a reclamar que estas cosas dejen de suceder de una vez y para siempre en la Argentina», resaltó.

Por su parte, Katopodis sostuvo que no hubo «ninguna justificación ni parámetro» para consolidar la deuda a favor de las empresas concesionarias Ausol SA y GCO SA, que llega en total a los 813 millones de dólares.

«En el transcurso de 2018, el Gobierno de Macri dictó dos decretos, los 608 y 607, de renegociación de los contratos de concesión y adjudicación de esos corredores viales, con un conjunto de acciones que, después de un minucioso análisis, establecimos como ‘de vicio’ y que determinan la nulidad absoluta», reseñó.

Katopodis advirtió que Macri «otorgó una dolarización al contrato» de las autopistas sin que hubiera «ningún componente que justifique» esa medida.

«Se determinó un ajuste del 8% anual, lo que permitió a ambas empresas tener una rentabilidad extraordinaria. En cualquier negocio o contrato de concesión de este tipo, por supuesto que no hay rentabilidad asegurada y sí riesgo empresario. Pero aquí se les otorgaba un privilegio con una rentabilidad en dólares actualizada al 8% anual», planteó el funcionario.

En 2018, las concesionarias Autopistas Del Sol S.A. y GCO firmaron con el Gobierno anterior acuerdos que «comprometían» al Estado, con un impacto económico total para los usuarios de casi U$D 2.000.000.000, informó el Gobierno.

Para cumplir la obligación de pago incluida en los acuerdos firmados, y según la solicitud de actualización tarifaria presentada por AUSOL y GCO en mayo de 2022, la tarifa debería aumentar, en promedio, 20 veces en el Acceso Norte y más de 10 en el Acceso Oeste.

Así, en las estaciones «Debenedetti» y «Márquez», del Acceso Norte, actualmente un automóvil paga en hora pico y de modo manual $80 pesos, una tarifa que fue fijada por Vialidad Nacional en febrero de este año.

Conforme a la solicitud presentada por AUSOL, esa tarifa debería ser de 1.830 pesos.