Jue. Sep 29th, 2022
Unidad Penitenciaria 5 de Rosario
Unidad Penitenciaria 5 de Rosario.

La Cárcel de Mujeres de Rosario fue atacada de al menos 11 balazos por personas que dispararon desde un auto y dejaron un mensaje intimidatorio dirigido a internas vinculadas a bandas delictivas, informaron fuentes policiales y judiciales.

«Si se siguen prestando con René y los Funes que hacen verduguear a las pibas presas le vamos a empezar a la familia a las que se siguan emprestando a hacer eso» (sic), expresa la nota escrita a mano que dejaron los atacantes.

Y continúa: «Primero y último aviso! Saben que no jodemos».

El mensaje está aparentemente dirigido a detenidas vinculadas a miembros de bandas narcocriminales lideradas por René Ungaro y el Clan de la familia Funes

De acuerdo a las fuentes consultadas el mensaje está aparentemente dirigido a detenidas vinculadas a miembros de bandas narcocriminales lideradas por René Ungaro y el Clan de la familia Funes, alojadas en cárceles de Santa Fe.

El hecho se registró la noche del martes, alrededor de las 20.30, en la Unidad Penitenciaria 5, ubicada sobre la avenida 27 de Febrero al 7800 en el extremo oeste de Rosario, consignaron a Télam las fuentes consultadas.

Según la investigación, el ataque fue ejecutado por al menos cuatro hombres que se movilizaban en un auto color blanco, quienes tras abrir fuego contra la fachada del edificio con playa de estacionamiento al frente, escaparon a alta velocidad hacia el sur de la ciudad.

Los impactos de bala, que no dañaron a personas, quedaron incrustados en las paredes del edificio

De la escena del hecho los peritos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) secuestraron al menos 11 vainas servidas calibre 9 milímetros.

Los impactos de bala, que no dañaron a personas, quedaron incrustados en las paredes del edificio y en un auto que estaba estacionado al frente, que pertenece a un empleado de ese centro penitenciario, añadieron los informantes.

En esa Cárcel de Mujeres funciona también el denominado Order (Oficina de Recepción de Detenidos de Rosario).

El hecho es investigado como «abuso de armas» por el fiscal de la Unidad de Flagrancia de turno en Rosario, Pablo Lanza, quien ordenó una serie de medidas que apuntan a determinar la mecánica del hecho e identificar a los tiradores.