Dom. Oct 2nd, 2022
Blum Creo que el secreto del xito de la obra reside en que la autora se anim a meterse en un tema como la paz
Blum: «Creo que el secreto del éxito de la obra reside en que la autora se animó a meterse en un tema como la paz».

La actriz Betiana Blum, una de las figuras más queridas del espectáculo argentino, quien dirige y protagoniza junto a Sergio Surraco “La pipa de la paz”, una comedia de Alicia Muñoz que se presenta en el porteño teatro Astral, contó a Télam que vive con gran felicidad el cariño que recibe del público que en la obra “se ríe a carcajadas durante más de una hora sin parar”.

En charla con esta agencia, Blum habló del regreso de esta pieza “maravillosa” que había estrenado antes de la pandemia (con Gastón Ricaud) y giró por buena parte del país, y destacó su “don de tocar un tema tan serio y tan profundo como la paz, tan aclamada por todo el mundo, desde el humor”.

La gente est vida de ver teatro de conectarse con el espectculo con los actores de toda la vida dice la actriz
«La gente está ávida de ver teatro, de conectarse con el espectáculo, con los actores de toda la vida.», dice la actriz.


“Creo que el humor tiene la gracia de ser la mirada más alta, porque el drama es un enfrentamiento, ‘si-no-si-no’, y no hay salida; y sin embargo el humor permite mirar desde más alto y se ve más, y entonces es donde uno puede divertirse y ver como aclamamos por paz y lo primero que decimos es ‘pero’ (estoy peleado con Mengano o con Zutano) y el resultado: no se fuma la pipa de la paz”, reflexionó.

La pieza de Alicia Muñoz, responsable de piezas como “En lo mejor de mi vida” y “Soñar en Boedo”, actualmente en cartel, entre tantas otras, muestra la conflictiva relación de una madre (Felisa) que vive en soledad en una antigua casa que compartió con su esposo, fallecido hace seis años, y su hijo (Dani) que trabaja en Nueva York para las Naciones Unidas

Trabajar con Sergio Surraco es un placer es un actor muy bueno l dice que somos dos leones que ya cenaron
«Trabajar con Sergio (Surraco) es un placer, es un actor muy bueno, él dice que somos dos leones que ya cenaron».


Ella, que está enemistada con sus dos hijas mujeres, lo llama una madrugada para pedirle que vuelva a Buenos Aires y medie en el conflicto familiar. Él, que es mediador de profesión, regresa y eso permite reconocer la verdadera historia entre ellos. El empeño de ese muchacho por recomponer el vínculo familiar con sus hermanas pondrá en juego su paciencia.

En cada función de “La pipa de la paz”, que puede verse los viernes y sábados a las 21 y los domingos a las 20 en la sala ubicada en avenida Corrientes 1639, Blum y Surraco despliegan su talento en un ida y vuelta constante.

«En el mundo, los acuerdos de paz duran muy poco, y la realidad es que en este momento no puede decirse que haya paz mundial. Luego la paz familiar, la madre pide ayuda al hijo, todos sabemos qué pasa en las familias; es bastante difícil lograr la paz familiar.Betiana Blum

Blum, maestra de actuación, directora, guionista, protagonista de hitos como la película “Esperando la carroza”, de Alejandro Doria, o la telenovela “Rosa de lejos”, dirigida por María Herminia Avellaneda, atraviesa un gran momento en su carrera, que la encuentra plena y agradecida.

Télam: ¿Dónde sentís que radica el secreto de esta obra con la que el público se ve reflejado en el algún lugar?

Betiana Blum: Creo que el secreto del éxito de la obra reside en que la autora se animó a meterse en un tema como la paz, porque todo el mundo clama por paz, todo el mundo, necesita paz. El personaje de Sergio (Surraco) está trabajando por la para Naciones Unidas. En el mundo, los acuerdos de paz duran muy poco, y la realidad es que en este momento no puede decirse que haya paz mundial. Luego la paz familiar, la madre pide ayuda al hijo, todos sabemos qué pasa en las familias; es bastante difícil lograr la paz familiar. Luego a nivel personal, cada personaje está con sus problemas, tiene cosas sin resolver, están las urgencias. Esto hace que las situaciones sean para la gente como un espejo y que pueda divertirse tanto y luego reflexionar.

T: ¿Fue difícil meterse en la piel de Felisa? ¿Qué es lo que más te atrajo de la obra y de tu personaje en particular? ¿Hay algún punto de conexión con esta mujer que a primera vista pareciera no tener nada con vos?

BB: Como hay una gran autora, Felisa es un gran personaje, tiene todo, no le falta nada, no es necesario que los personajes se parezcan a uno, para eso está la imaginación y cómo un crea en su interior pensando en ¿Qué le pasa a esta mujer?¿Porqué actúa de esta manera?, Seguramente lo que siempre vamos a encontrar es la necesidad de amor expresado a veces de formas equivocadas, las búsquedas no son las más acertadas y esto es lo traía la comedia, es una búsqueda de paz pero con muchos obstáculos en el medio.

T: ¿Cómo describirías la experiencia de trabajar con Surraco como actriz y en tu debut como directora?

BB: Trabajar con Sergio es un placer, es un actor muy bueno, él dice que somos dos leones que ya cenaron (en el horóscopo somos dos leoninos, es muy gracioso). El secreto es que nos escuchamos, si uno escucha todo es posible, lo difícil a veces es escuchar porque cada uno está seguro de lo que quiere y de cómo se tienen que hacer las cosas. Nosotros no, trabajamos juntos y hemos logrado trabajar en paz, valga la redundancia, con la paz.

T: ¿Qué representa volver a hacer teatro en este momento?. Sos una actriz muy querida por los argentinos. ¿Sentís ese cariño de la gente?

BB: Es glorioso, realmente la gente está ávida de ver teatro, de conectarse con el espectáculo, con los actores de toda la vida. Eso es lo que recibimos todas las noches en el teatro, la gente como la obra lo permite, se ríe a carcajadas más de una sin parar prácticamente, y la verdad es que yo no tengo más que agradecimiento por el amor que recibo de la gente, cada persona que me cruzo siempre se les ilumina la cara, me dice cosas hermosas, imagínense la felicidad que uno puede sentir cuando lo que uno hace le sirve a alguien, la gente se divierte le hace bien.