Mié. Oct 5th, 2022
Foto Twitter RoyalFamily
Foto Twitter @RoyalFamily

El rey Carlos III y Camila, la reina consorte, se encuentran en Irlanda del Norte como parte de una gira por el Reino Unido, donde se reunió con los líderes de todos los partidos, incluyendo los republicanos que buscan la reunificación de Irlanda, en lo que es observado por algunos analistas locales como una señal de madurez política.

Carlos emprendió una gira por las cuatro naciones que conforman el Reino Unido (Escocia, Gales, Irlanda del Norte e Inglaterra), para reunirse con sus líderes políticos y religiosos.

Esta es la primera visita como monarca a Irlanda del Norte, una región que vivió durante décadas en un conflicto entre leales republicanos y unionistas.

Hasta principios de la década de 1920, Irlanda formaba parte del Reino Unido, pero no todos los irlandeses estaban felices con la unión y muchos emprendieron una larga y sangrienta lucha para independizarse de Londres.

Un siglo después, la isla está dividida en dos naciones: Irlanda del Norte, parte de Reino Unido, y la República de Irlanda, en el sur.

El nuevo monarca se reunió con representantes de todos los partidos políticos en el castillo de Hillsborough, sur de Belfast, incluidos Michelle O’Neill, líder del Sinn Féin (antiguo brazo político del Ejército Republicano Irlandés) en Irlanda del Norte, y Jeffrey Donaldson, del Partido Unionista Democrático (DUP).

“El hecho de que todos los principales partidos políticos de Irlanda del Norte estén representados hoy en la audiencia con el rey es una señal del progreso que hemos logrado”Jeffrey Donaldson, líder del DUP

También estaban presentes los dirigentes principales del partido Alianza, Naomi Long; del Unionista de Ulster, Doug Beattie; y Matthew O’Toole, miembro de la asamblea legislativa del Partido Socialdemócrata y Laborista norirlandés (SDPL).

Jeffrey Donaldson, líder del DUP, dijo que sintió que la forma en que el Sinn Féin y el SDLP habían manejado la muerte de la reina y la visita del rey fue una «señal de madurez política en Irlanda del Norte».

“El hecho de que todos los principales partidos políticos de Irlanda del Norte estén representados hoy en la audiencia con el rey es una señal del progreso que hemos logrado”, destacó, según la cadena BBC.

Por su parte, el líder del Partido Unionista de Ulster, Doug Beattie, dijo también que sentía que la presencia del Sinn Féin en Hillsborough era bienvenida y era una señal de progreso.

“Las personas que se acercan de la manera en que lo han hecho tienen que ser bienvenidas”, dijo.

A su vez, el asambleísta del Partido Socialdemócrata y Laborista, Matthew O’Toole, agregó que era importante que su fuerza «reconociera y afirmara» el profundo dolor que sienten algunos.

“Es un momento histórico importante, pero es particularmente resonante y conmovedor para las personas de origen británico y unionista, por lo que es importante que seamos testigos de eso”, sostuvo.

En su discurso, Carlos III, dijo que la reina Isabel «nunca dejó de rezar por mejores tiempos» para el pueblo de Irlanda del Norte» y agradeció además las condolencias brindadas desde el territorio.

También se acercó a saludar personalmente a las multitudes frente a las puertas del castillo de Hillsborough, quienes lo recibieron cantando «Dios salve al rey» y también le brindaron sus condolencias, según el diario The Guardian.