Dom. Oct 2nd, 2022
El Bitcoin detuvo su tendencia a la baja y su suba abarca a otras criptomonedas alternativas como Ethereum
El Bitcoin detuvo su tendencia a la baja y su suba abarca a otras criptomonedas alternativas como Ethereum.

El Bitcoin (BTC), la criptomoneda más utilizada en el mundo, registró un fuerte avance y superaba por momentos los US$ 21.000, tras semanas de descensos que lo llevaron a ubicar por debajo de los US$ 19.000.

En las últimas 24 horas, el BTC subió alrededor de 9,7%, situándose, por momentos, por encima de los US$ 21.000, según consignó el portal Coinmarketcap.

Esa suba también abarca a otras criptomonedas alternativas como Ethereum (ETH), que registraba un alza de alrededor del 5,5%, lo que permitió al mercado alcanzar nuevamente un volumen de capitalización de US$ 1 billón.

La ligera debilidad del dólar en los últimos días -tras una fuerte valorización en lo que va del año que impulsó la devaluación de monedas como el euro o la libra- impulsó la demanda de los activos de riesgo, entre ellos, las criptomonedas y los mercados de acciones.

La ligera debilidad del dólar en los últimos días impulsó la demanda de los activos de riesgo, entre ellos, las criptomonedas y los mercados de acciones


Como otro factor se suma el optimismo en el mercado de criptomonedas por la actualización (llamada como “fusión”) prevista la semana próxima para la plataforma de Ethereum, un cambio que, según los especialistas, hará a esta criptomoneda más eficiente además de atraer a nuevos interesados.

Quedará por verse si se mantendrá la tendencia: tras alcanzar un récord histórico de US$ 68.500 en noviembre último, el bitcoin –y las criptomonedas en general- perdieron más de la mitad de su valor.

En los primeros días de este mes, el BTC perforó los US$ 19.000 ante la incertidumbre económica y el endurecimiento de la política de subas de tasas de los bancos centrales en Estados Unidos y Europa, que desincentiva la apuesta en los activos de riesgo y motiva la colocación de la liquidez en otros más seguros como los del Tesoro estadounidense.

A todo ello se le suma la endeblez propia del mercado de criptomonedas, cuyo derrumbe de los últimos meses motivó al colapso de diversas firmas y “stablecoins” ante la retirada de los fondos, y la falta de claridad respecto de la regulación.

En los primeros días de este mes, el BTC perforó los US$ 19.000 ante la incertidumbre económica y el endurecimiento de la política de subas de tasas de los bancos centrales en Estados Unidos y Europa.

El director de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) estadounidense, Gary Gensler, reclamó ayer que las plataformas y ´brokers´ de criptomonedas cumplan con los reglamentos vigentes, reiterando su posición de que la mayoría de la industria entra bajo las mismas reglas que las acciones o los bonos tradicionales.

Existen dudas sobre si el Bitcoin comenzará una nueva tendencia al alza pues, más allá de la volatilidad propia que posee, desde junio último cotizó en un rango de US$ 18.000 a $24.000, y los bancos centrales, hasta el momento, no mostraron indicios de que vayan a dar marcha atrás con su política de tasas frente a una inflación que no da tregua.