Vie. Oct 7th, 2022
Florencia Mazzadi que est al frente del Festival CineMigrante Foto Victoria Gesualdi
Florencia Mazzadi, que está al frente del Festival CineMigrante / Foto: Victoria Gesualdi.

La 13era. edición del Festival Internacional de CineMigrante arrancará este viernes con cambios en su formato que permitirán al público intervenir en los debates, con participaciones, performances y momentos para socializar tras la proyección de las películas.

Flor Mazzadi, directora del festival, indicó a Télam que la propuesta «aporta a la necesidad de poner en práctica un modo posible de habitar ‘lo cultural’. Esta edición tiene la necesidad de dar espacio a todo lo que sostiene cada edición de CineMigrante. Porque siempre hay un por fuera de la pantalla y este año tendrá un lugar que permitirá tejer lo que siempre evocan las películas en CineMigrante: una lectura compartida, un colchón de sentidos musicales, el gesto de compartir una comida».

El convite será del 23 al 29 de septiembre en en tres espacios: Planta Inclán ubicada en Parque Patricios, El Cultural San Martín y el Centro Cultural Kirchner, con una programación que apunta a ofrecer al público experiencias que entrecruzan el cine, la construcción de conocimiento colectivo, la poesía, y la performance..

«Ya no hay algo que mirar y algo que exhibir, hay algo por rearmar, algo por generar, algo por construir para habitar», sostuvo Mazzadi.

«Pensamos esta edición -agregó la directora del certamen- como un gesto pequeño que permita dar terreno a esas existencias que persisten ante la imposición de la colonialidad, dar terreno y hábitat a memorias, a modos, a sonidos, a fragmentos de modos de habitar el mundo que se resisten a ser capturados, que se resisten a ser asfixiados».

Todas las actividades, encuentros, experiencias y proyecciones que forman parte de la parte de la programación son de entrada libre y gratuita, con capacidad limitada.

La programación fue pensada «en cuatro gestos», según explicó Mazzadi.

Uno, que evoca prácticas afroamericanas ancestrales, que contará con libros del director estadounidense Ephraim Asili. Un segundo «gesto» tendrá a «directoras muy jóvenes, todas mujeres ‘racializadas’ como Rhea o como Ayo, muestran una cinematografía distintiva a la hora de pensar el cine contemporáneo», dijo una de las responsables de la muestra.

«El gesto tres ‘El indicio, la rama, la brisa. Ir por la senda inacabada’ es justamente el acercamiento a modos y prácticas de conocer emancipatorias. Al experiencia de los movimientos de liberación, en este caso en Guinea Bissau, nos marcan el camino», comentó. En el mismo, se abordará el programa educativo del Partido Africano para la Independencia de Guinea-Bissau y Cabo Verde (PAIGC).

«La pregunta sobre cuál es el modo de vínculo entre las generaciones y sobre todo cómo acceder a un pasado que está atravesado por el dolor, es lo que atraviesa la programación», dice Mazzadi respecto al cuarto «gesto».