Dom. Oct 2nd, 2022
La directora general del Teatro Nacional Cervantes Gladis Contreras
La directora general del Teatro Nacional Cervantes, Gladis Contreras.

 

La directora general del Teatro Nacional Cervantes, Gladis Contreras, acompaña un nuevo emprendimiento del programa federal «TNC produce en el país» que en este caso se expresa en Catamarca con el estreno de «Los garabatos del volver», escrita y dirigida por el artista local Alberto Moreno, que este fin de semana llega al Complejo Cultural Urbano Girardi de la capital provincial.

«‘Los garabatos del volver’ es una de las obras el programa ‘TNC produce en el país’, en el que se hace una convocatoria que este año acaba de terminar, con 109 inscriptos, en la que participan solo elencos de las provincias, esto es: se propone el proyecto y luego el Cervantes lo presenta como un espectáculo propio pero en las provincias, con elenco de las provincias y un equipo técnico-artístico de la provincias, lo que produce un derrame en lo artístico y en lo económico de los lugares», señaló Contreras a Télam.

La directora del Cervantes repasó que «a nosotros nos interesa mucho ir profundizando en estas convocatorias que tienen que ver con federalizar el Teatro. Ya estrenamos en Rosario y Tucumán, ahora Catamarca, y terminaremos en General Roca. Y ahora está el jurado trabajando para ver qué habrá el año que viene».

La referencia a la presentación en Río Negro tiene que ver con «Golondrina soledad», escrita por Tato Cayón y dirigida por Nicolás Caminiti que el sábado 1 de octubre a las 20.30 se presentará en el Teatro Asociación Civil Casa de la Cultura de General Roca.

Sobre «Los garabatos del volver», el teatrista José Luis Valenzuela escribió en el programa de mano que cuenta con «personajes escénicos, como nosotros mismos, están hechos de jirones y nebulosas, de extrañezas, de otros, de plantas, de vientos, de muertos, de patios inmóviles y bares vocingleros, de ellos mismos esparcidos en sus propios recuerdos, de momentos por venir, de páginas leídas y palabras conversadas a la sombra de Santa Ritas. Y todo ello los desequilibra -y nos desequilibran- menos que la tranquila violencia de ‘familias que generan cáncer, de poblaciones ‘donde es imposible tomar agua de la canilla’ y donde ‘a mucha gente le sale mierda por la boca’”.

Contreras acompaa un nuevo emprendimiento del programa federal TNC produce en el pas
Contreras acompaña un nuevo emprendimiento del programa federal «TNC produce en el país».

La obra que estará en cartel hasta el 16 de octubre con funciones gratuitas los viernes y sábados a las 22 y los domingos a las 21, es actuada por Juan Alessandro, César Aybar, Alberto Moreno, Ingrid Obregón, María Pessacq, Sofía Sager Carreño, Mariana Santillán y Celín Sierra Ibáñez

Contreras, es gestora y productora teatral y en su provincia, Santa Fe, una figura principalísima desde hace más de tres décadas, con la formación del grupo para las infancias La Gorda Azul, y su gestión oficial dentro del Ministerio de Innovación y Cultura, la producción de espectáculos para el Instituto Nacional del Teatro y su participación en el consejo de dirección local de la entidad.

«Yo empecé hace más de 30 años en el teatro independiente con La Gorda Azul, y además uno va también va aprendiendo en el hacer, porque este trabajo de conducción se aprende en la práctica», señaló Contreras en diálogo con Télam al referirse a su incorporación jerárquica dentro del TNC.

Y, recordó, «también hace unos diez años me llamó el Ministerio de Cultura de la provincia de Santa Fe, donde me conocían por mi trabajo independiente, y empecé a trabajar para la apertura de unos espacios muy hermosos dedicados a las infancias.»

-Télam: Así fue, entonces, el principio de tu reconocimiento público…

-Gladis Conteras: -Me llamaron «Chiqui» González y Alejandro Tejeda, y además hará siete años que me ofrecieron la dirección del Centro Cultural provincial. Y claro, que eso me sirvió muchísimo, porque si bien nada es comparable al TNC, uno va adquiriendo cierta práctica en lo administrativo, en lo que tiene que ver con el hacer, en el trabajo de producción y de gestión.

.-T: ¿Qué significa para vos esa distinción por parte de las autoridades nacionales?

-GC: Es una distinción que me honra, que me pone orgullosa. No era algo que yo esperaba, porque además es difícil que desde la Capital se vea el trabajo que se hace en una provincia. Fue a través de Jorge Dubatti, que iba todos los meses al Centro Cultural provincial a dar su «Escuela de espectadores»; estoy segura de que él fue el portavoz ante el ministro de Cultura de la Nación. Le contó del trabajo que estábamos haciendo y el ministro Tristán Bauer me llamó, le pareció interesante lo que yo le contaba y me invitó al Cervantes.

En Catamarca se presenta el programa con el estreno de Los garabatos del volver
En Catamarca se presenta el programa con el estreno de «Los garabatos del volver».

-T: ¿Cuáles son las características de esta etapa conducida por vos, tanto en la programación como otras iniciativas, como las convocatorias a distancia y la investigación sobre los públicos?

-GC: Con respecto a las características de nuestra gestión, nosotros recibimos el teatro «post pandemia»; esto significa que durante la gestión anterior se programaron muchas cosas que no se pudieron llevar a cabo porque les pasó a los directivos anteriores lo que nos pasó a todos, que pensábamos que la pandemia iba a ser más corta, que se iba a volver a la presencialidad.

Entonces se programaron muchas cosas, que cuando asumimos decidimos respetar porque era una programación valiosa y porque significaba el trabajo de un montón de gente. En cuanto a lo que nosotros queremos de aquí en más, por un lado a mí me importa mucho darle prioridad a las autoras y autores argentinos porque este es el Teatro Nacional, el único que tenemos.

-T: ¿Cómo enfocan la cuestión de géneros?

-GC: Justamente, otro eje es tener en cuenta el género, autores, autoras, directoras; no porque yo sea mujer, sino porque me parece importante que sobre este escenario esté la voz de las mujeres también la que se quiera ver y oír. Y otra cosa muy importante en esta gestión es federalizar: si bien el TNC está emplazado en el microcentro de la ciudad de Buenos Aires, queremos expandir sus puertas lo más que se pueda. Por eso armamos con el Ministerio de Cultura la Red Federal de Teatros, que va a llevar apoyo, tanto económico como en equipamiento, en ayudas en infraestructura, como espectáculos que puedan circular por salas de todo el país. También queremos llevar capacitaciones -las salas ya se están anotando para recibir todo esto- y, por supuesto, reforzar el programa que existe desde hace muchos años, «El TNC produce en el país», porque queremos que el Teatro Nacional esté presente en todos los rincones del país.

-T: ¿Cuáles son las características de calidad que encontrás en la escena de tu provincia que la hacen tan reconocida en todo el país, incluso por la profusión de festivales?

-GC: Yo soy santafesina y para mí el teatro de Santa Fe es maravilloso. Creo que hay muy buenos actores, muy buenos directores, muy buenos dramaturgos en toda la provincia y esto tiene que ver porque hay un gran porcentaje de trabajadores del teatro que todo el tiempo están buscando capacitarse. Hay muchos directores, actores, dramaturgos y dramaturgas de Santa Fe estudiando en Buenos Aires, en Córdoba o en otros lugares, y eso hace que el nivel suba, porque el que se capacita aprende.

También hay una dedicación importante, el teatro es importante en la provincia: yo cada vez que puedo voy y veo las salas llenas, lo que me produce una gran felicidad; la gente estaba esperando que se abrieran las salas para volver al teatro. Eso motiva a los actores y a las actrices a seguir trabajando, porque la gente va y eso hace que todos estén motivados.

Y también el hecho de tener muchas localidades cercanas dentro de la provincia hace que se puedan hacer festivales. Hay muchos porque la gente se quiere reunir, los actores y actrices se quiere reunir y como no es tan difícil como en otros lugares del país, donde hay que hacer 300 kilómetros y todo se hace costoso. El encuentro, en Santa Fe, es muy importante.