Vie. Ago 12th, 2022

Cuidado con los escépticos: nueva evidencia fósil sugiere que el Monstruo del Lago Ness pudo haber existido alguna vez.

Durante más de un siglo, legiones de turistas han buscado a 'Nessie', una enorme criatura marina que se rumorea habita en el lago Ness, en las Highlands escocesas.

Si bien muchos visitantes del lago han afirmado haber visto al monstruo, todas las supuestas fotografías de la bestia han sido desacreditadas.

Pero nueva evidencia sugiere que Nessie pudo haber existido alguna vez.

¿Es real el monstruo del lago Ness?

La popular imagen de Nessie -de cuello largo y cabeza diminuta- está basada en los 'pequeños plesiosaurios', dinosaurios marinos que se extinguieron hace 65 millones de años.

Los científicos pensaron que estas criaturas solo podían vivir en el océano. Pero según científicos del Reino Unido y Marruecos, es posible que hayan podido sobrevivir en agua dulce.

Estos investigadores han descubierto los fósiles de pequeños plesiosaurios en un sistema fluvial de 100 millones de años que ahora forma parte del Sahara.

“Realmente no sabemos por qué los plesiosaurios están en agua dulce”, dijo el Dr. Nick Longrich de la Universidad de Bath.

“Es un poco controvertido, pero ¿quién dice que porque los paleontólogos siempre los hemos llamado 'reptiles marinos', tenían que vivir en el mar? Muchos linajes marinos invadieron el agua dulce”.

Hay muchos ejemplos de especies de agua salada que evolucionaron para vivir en agua dulce. Los delfines de agua dulce evolucionaron al menos cuatro veces: en el río Ganges, el río Yangtze y dos veces en el Amazonas.

En un comunicado de prensa, la Universidad de Bath les dio a los cazadores de Nessie un rayo de esperanza.

“¿Qué significa todo esto para el Monstruo del Lago Ness? En un nivel, es plausible”, afirman los autores.

"Los plesiosaurios no estaban confinados a los mares, habitaban en agua dulce".

Pero no saques los binoculares todavía, advierten.

“El registro fósil también sugiere que después de casi ciento cincuenta millones de años, los últimos plesiosaurios finalmente se extinguieron al mismo tiempo que los dinosaurios , hace 66 millones de años”.

Una cosa es segura: es más seguro nadar en el lago Ness que en el Marruecos prehistórico.

“Lo que me sorprende es que el antiguo río marroquí contenía tantos carnívoros que vivían uno al lado del otro”, dijo el coautor del estudio, Dave Martill.

“Este no era un lugar para ir a nadar”.