Mar. Ago 16th, 2022

El gobierno de Nueva Zelanda lanzó el miércoles su primer plan de adaptación climática, que incluye la posibilidad de trasladar algunas comunidades a terrenos más altos.

Pero el plan de seis años, que tiene casi 200 páginas, se queda corto en algunos detalles importantes, incluido cuánto costarán los cambios y quién los pagará.

Nueva Zelanda enfrenta mayores costos debido a la acción tardía sobre el cambio climático

El ministro de Cambio Climático, James Shaw, dijo a los periodistas que alrededor de 70.000 hogares costeros en Nueva Zelanda están en riesgo por el aumento del nivel del mar, y muchos más hogares en el interior enfrentan la amenaza de inundaciones en los ríos. Admitió que el país ha tardado en adaptarse al cambio climático , lo que terminará costando más dinero con el tiempo.

"Estoy frustrado porque durante las últimas tres décadas, los sucesivos gobiernos no han prestado ninguna atención de forma real a los desafíos que enfrentamos por los efectos del cambio climático", dice Shaw. "Tuvimos que empezar en alguna parte".

Mudarse de casa se considera un último recurso

El Plan Nacional de Adaptación incluye la posible reubicación de viviendas y activos de baja altura a medida que el aumento del nivel del mar y las tormentas hacen que las inundaciones sean más comunes.

"En algunas áreas altamente expuestas, el riesgo de los peligros naturales y los impactos climáticos pueden volverse intolerables", dice el informe. "Comenzarán a producirse inundaciones de edificios e infraestructura, lo que provocará daños directos y la pérdida de algunas instalaciones, como carreteras u otros servicios vitales, y espacios públicos abiertos".

El informe dice que una "retirada controlada" de tales áreas a menudo se considerará un último recurso, que se utilizará junto con otras adaptaciones, como la instalación de diques y la construcción de casas sobre pilotes.

¿Quién financiará el plan climático de Nueva Zelanda?

Shaw dice que los costos de adaptación correrán a cargo de una combinación de propietarios de viviendas, aseguradoras, bancos, consejos locales y el gobierno central. Añade que el gobierno estaba teniendo en cuenta las dificultades y dirigirá la ayuda a los menos capaces de pagar los cambios por sí mismos.

El plan también tiene como objetivo hacer que los datos granulares sobre el cambio climático sean más accesibles, lo que en algunos casos podría afectar las tasas de seguros y los precios de las propiedades.

Plan de acción climática "un gran primer paso" para Nueva Zelanda

Luke Harrington, profesor titular de cambio climático en la Universidad de Waikato, afirma: "Este Plan Nacional de Adaptación es un gran primer paso para abordar algunos de estos desafíos, aunque sigue habiendo escasez en algunos de los detalles".

Él ve el informe como un recordatorio oportuno de que Nueva Zelanda necesita lidiar no solo con el aumento del nivel del mar, sino también con otros impactos climáticos, como sequías más severas y lluvias extremas.

El plan de adaptación se produce dos meses después de que el gobierno publicara un plan para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, que incluye un programa de prueba para ayudar a las personas de bajos ingresos a desechar sus viejos vehículos que consumen mucha gasolina y reemplazarlos por autos híbridos o eléctricos más limpios.

El Instituto Nacional de Investigación del Agua y la Atmósfera dijo que los primeros seis meses de 2022 fueron los segundos más calurosos jamás registrados en Nueva Zelanda, con temperaturas promedio de 15 °C, alrededor de 1,2 °C por encima de lo normal.