Mié. Ago 17th, 2022

Los activistas ambientales se metieron en una situación difícil el jueves durante una protesta en una galería de Londres.

Los dos activistas de Just Stop Oil, un movimiento que lucha contra los combustibles fósiles, pegaron sus manos al marco de una pintura de Vincent van Gogh en la Courtauld Gallery en el Covent Garden de Londres.

“Lo siento todos, no queremos hacer esto. Estamos aquí pegados a esta pintura, esta hermosa pintura, porque estamos aterrorizados por nuestro futuro”, dijo Louis McKechnie, uno de los manifestantes.

La pintura en cuestión era Melocotoneros en flor de Van Gogh (1889), una escena rural en Arles, Francia.

La pintura fue elegida específicamente después de la noticia de que esta zona de Francia pronto podría sufrir una sequía, ya que los niveles de lluvia estuvieron un 45 por ciento por debajo de los promedios históricos durante el invierno y la primavera pasados.

“Cuando era niño, me encantaba esta pintura, mi papá me llevó a verla cuando visitamos Londres”, explicó Louis.

“Todavía amo esta pintura, pero amo más a mis amigos y familiares, amo más a la naturaleza. Valoro más la supervivencia futura de mi generación que mi reputación pública”.

El objetivo de la protesta era pedirle al gobierno que pusiera fin a los nuevos proyectos de combustibles fósiles y que las instituciones de arte se unieran a ellos en la resistencia civil.

“Estamos aquí porque el gobierno del Reino Unido está impulsando más de 40 nuevos proyectos de combustibles fósiles. Y con cada proyecto que firman, es como firmar nuestras sentencias de muerte”, agregó.

¿Quién está detrás de Just Stop Oil?

Just Stop Oil es un grupo de acción con sede en el Reino Unido compuesto por varios otros grupos ambientalistas. Su objetivo principal es detener las futuras licencias y consentimientos para la exploración, desarrollo y producción de combustibles fósiles en el Reino Unido.

Es la segunda vez esta semana que el grupo de acción participa en protestas en galerías. Otros tres manifestantes en Glasgow se pegaron a una obra de arte en la Galería de Arte y Museo Kelvingrove de la ciudad el miércoles.

La pintura elegida en Glasgow fue un paisaje del siglo XIX de Horatio McCulloch llamado My Heart's in the Highlands.

“Este paisaje fue pintado en 1860 en el apogeo de los desmontes de las Tierras Altas, cuando comunidades enteras de agricultores fueron desalojadas por una nueva clase de terratenientes que perseguían despiadadamente sus propios intereses privados”, explicó Carmen Lean, una estudiante que participó en la protesta.

“Fue solo cuando los crofters se organizaron y resistieron que ganaron derechos”.

Mire el video de arriba para ver más de esta protesta.