Lun. Ago 8th, 2022

Las autoridades de Venecia han anunciado cuándo los visitantes tendrán que reservar su espacio para ver la ciudad del canal y pagar una tarifa de entrada, tres años después de que se propusiera por primera vez el sistema.

La tarifa de entrada se aplicará a los excursionistas, pero no a los que pasen la noche en Venecia, que ya pagan un impuesto turístico.

La ciudad también ha confirmado cómo los visitantes pueden reservar su entrada, cuánto costará y cómo se llevarán a cabo los controles de entradas.

El sistema de emisión de boletos, que según la ciudad es el primero de su tipo en el mundo, espera aliviar los problemas de turismo excesivo que asolan el punto de acceso de visitantes.

¿Quién tiene que reservar una entrada para visitar Venecia?

Los viajeros que planeen visitar la histórica ciudad de Venecia deberán registrar su visita, aunque los que se queden a pasar la noche no tendrán que pagar la entrada.

Los visitantes que lleguen tanto en transporte público como en métodos privados deben reservar con antelación.

Quienes visiten las islas de los alrededores, como Burano y Murano , también deberán registrarse y pagar. Solo se requiere un boleto y el pago para aquellos que viajan a varias islas, incluida Venecia.

Algunos excursionistas están exentos de pagar la entrada, aunque aún tendrán que reservar. Estos incluyen residentes de la región de Veneto, estudiantes y familiares que visitan la ciudad.

El ayuntamiento ha hecho hincapié en que no habrá límite en el número de visitantes, solo un aumento en la tarifa de entrada si se alcanza un cierto número de visitantes en un día en particular.

¿Cuándo tendrán que pagar los visitantes para visitar Venecia?

Las autoridades de Venecia han anunciado que la fecha oficial a partir de la cual los visitantes deberán reservar es el 16 de enero de 2023.

¿Cómo pueden los visitantes reservar entradas para Venecia?

Un sistema de reserva en línea en varios idiomas estará disponible en otoño para que los visitantes reserven con anticipación su viaje a Venecia .

Al hacer la reserva, los visitantes recibirán un código QR que actúa como su boleto y deben mostrarlo a los controladores de boletos.

Para los que lleguen en transporte público, puede existir la posibilidad de comprar el pase de entrada al mismo tiempo que el billete de viaje.

Si este servicio no está disponible, los operadores de transporte público harán anuncios a los pasajeros recordándoles el requisito de reservar.

Se anima a los visitantes a reservar con antelación ya que los precios de las entradas podrían ser más bajos.

¿Cuánto tendrán que pagar los visitantes para visitar Venecia?

El coste de las entradas variará de 3€ a 10€ dependiendo de la temporada.

En períodos particularmente ocupados , los visitantes deberán pagar sumas más altas. Esto ocurrirá cuando el número de visitantes que reserven para llegar a la ciudad supere un cierto umbral, que aún no se ha anunciado.

También habrá algunos períodos en los que los visitantes deberán reservar, pero no estarán obligados a pagar. Esto sucederá cuando llegue un número muy bajo de excursionistas a la ciudad.

¿Cómo se comprobarán los billetes?

Los controladores de boletos estarán repartidos por toda la ciudad histórica verificando los boletos de los visitantes o la prueba de exención.

Las autoridades también están considerando instalar torniquetes en algunos puntos de acceso a la ciudad, como la estación de trenes.

¿Qué pasa si me olvido de comprar mi billete para Venecia?

Las autoridades de Venecia han dicho que habrá avisos y anuncios en los puntos de entrada a la ciudad, como la terminal de autobuses en Piazzale Roma o la estación de tren, para recordar a los visitantes que reserven sus boletos.

Los visitantes que lleguen sin haber reservado y pagado tendrán que pagar la tarifa completa de 10 € y están sujetos a multas de 50 € a 300 €.

¿A qué se destinará la cuota de inscripción?

Además de los costos de funcionamiento del sistema, cualquier recaudación de las tarifas de entrada se destinará a servicios que ayuden a los residentes de la ciudad. Estos incluyen el mantenimiento, la limpieza y la reducción de los costos de vida.